fbpx
//El peor error que cometí cuando comencé mi negocio

Cuando se es un emprendedor novato, cometer errores financieros u operativos es algo que los demás esperan que hagas. Pero lo que nadie, absolutamente nadie te advierte, ni siquiera los que se auto adjudicaron el rol de críticos de tu negocio, es que hay un error mucho más importante a evitar, y ése justo es el error que yo cometí.

No me da vergüenza admitirlo, pero cuántos dolores de cabeza me habría evitado si tan sólo hubiese pensado en ello.

Cinco años de carrera, aprendiendo a crear estructuras comunicacionales óptimas para empresas de alto nivel, muchos objetivos, misiones, visiones, estrategias y jamás me hablaron del punto neurálgico de todo ese proceso. ¿Pueden creerlo? hasta la universidad lo ignoró.

Afortunadamente para mí, siempre he sido alguien a quien le gusta aprender algo nuevo cada día. Y en ese camino de descubrimiento, me topé con la frase que abriría mis ojos, que despejaría mi camino de todos los obstáculos que no permitían que mi negocio se expandiera.

P-R-O-P-Ó-S-I-T-O, sí así de simple, mi negocio había nacido sin un propósito claro, pues hasta ése día, había pensado que todo lo que necesitaba para tener un negocio exitoso era, diseñar meticulosamente un excelente plan de negocios, tal como aprendí en mi especialización.

Pero el alma de mi emprendimiento estaría siempre vacía si yo no era capaz de comprender,  cuál era el propósito real detrás de aquella estructura que había levantado.

Un error creer que la misión y la visión serían suficientes.

Hora de comprender las diferencias, para que por favor, desde hoy se pregunten si han venido navegando sin brújula.

El Propósito es tu PORQUÉ, tu razón de hacer las cosas que haces, en el caso de tu negocio, es la razón por la cual existe.

La Misión es lo que tu negocio desea lograr en un período determinado de tiempo. Se trata del QUÉ no del PORQUÉ.

La Visión por su parte, son las aspiraciones que vislumbras como negocio.

La única manera de alinear tu misión y tu visión, junto con tus objetivos, es a través de tu PROPÓSITO, cuando no lo tienes, el barco navega, pero no tiene rumbo definido y ante cualquier tormenta corres el riesgo de naufragar.

La buena noticia es que ese propósito se encuentra escondido dentro de tí esperando que le hagas el llamado para dejarle salir y explotar su máximo potencial.

Espero que ahora que conoces el peor error que cometí cuando comencé mi negocio, tu camino sea mucho más claro si quieres emprender o, si ya lo hiciste, que puedas tener tu propósito bien definido.

 

¡Hasta la próxima!

 

PD: Si en alguna oportunidad te has preguntado cuál es el propósito de tu vida, te dejo un enlace con un material extraordinario de la reconocida Vilma Nuñez. Espero que te sea de mucha utilidad. VER AQUÍ

 

¡Tú también puedes pasar de nivel con un negocio rentable y escalable!

|

 

 

 

Te será muy útil leer también…

La clave para escoger la red social perfecta para tu empresa

redes-sociales-empresas

 

 

Marketing & Negocios

Montréal – Canada

About the Author:

Mi nombre es Marielena Dávila Ferri, soy periodista, especialista en negocios y marketing. Me dedico a asesorar a emprendedores, pequeñas y medianas empresas, a fin de optimizar sus planes de negocio y canalizar sus estrategias de comunicación y publicidad para aumentar sus ventas. Dame una idea y te la convertiré en un negocio ¡rentable y escalable!

Leave A Comment